jueves, 19 de agosto de 2010

08/08/2010 – Ghibli y Osaka

Hoy será un día largo y duro. No es que ninguna de las partes previstas suponga un reto real, pero hacerlas todas juntas supondrá apretar el paso para realmente sacar provecho y entre medias, un montonazo de kilómetros en tren.

De japon2010

A las 10am tenemos la entrada en el museo Ghibli. Para mí la tercera visita a un lugar que no termina de gustarme (ojo, tampoco es que me disguste). Supongo que esto pasa por ser el acompañante del grupo, algunas cosas hay que repetirlas si o si. Admito que siendo un museo monotemático, será de lo mejorcito en su clase. Tiene espacio para un montón de puntos de vista, sin limitarse a enseñar sus producciones.

Algunos ya sólo con ir de la estación al museo, han dado los primeros síntomas de cansancio (pronto empezamos). El regreso a la estación va cargado de ironías, pues no les queda nada…

De vuelta al hotel a las 13pm, tras nuestro periplo desde las 9am en que salimos, recogemos las mochilas. Ayer las maletas nos tomaron ventaja camino de Kyoto, nuestra siguiente parada. Pero antes, como tenemos el Shinkansen a medio día, propongo comprar comida y aprovechar el viaje en algo productivo. Además, muchos podrán aprovechar para dormir la siesta un rato, ¿o no?

Cargados, terminamos algunos toman su propio camino, y otros nos repartimos entre el Burger King y el McDonalls. No es que del primero existan muchos establecimientos en Japón, pero alguno ahí, y somos varios los que probamos la diferencia con el ubicuo rival.

Por fin en el Shinkansen, lejos de dormir, la sobremesa genera diferentes reacciones, sobre todo, con los que sólo escuchan irremediable parloteo que les impide dormir :-P

De japon2010

El plan de la tarde es visitar Osaka, por la zona Minami, subiendo al observatorio de la torre Tsutenkaku. Nuevamente apretando el paso para cumplir el plan, hacemos el check-in en Kyoto y salimos escopetados (algunos menos) hacia Osaka, con la desgracia de que nuestro tren llegará tarde. La primera vez que me pasa. Un tren en Japón con 40 minutos de retraso. Incrédulo, cambio el plan y tomamos otra línea igualmente rápida. Sólo hace unos días que descubrí la línea del aeropuerto, y ahora me sacará del apuro. Ahí que ver lo que son las cosas.

En cualquier caso, en inevitable llegar pasada media tarde a Osaka, con muy poco margen para nada. Por mucho tren rápido que se coja, Kyoto y Osaka-Sur están alejados de narices por muy cerca que parezca en el plano.

El objetivo de subir a la torre se consigue, pero a la bajada las caras de la gente son un verdadero poema. La gente está cansada y no queda tiempo real para cubrir el paseo completo que se había previsto. La propuesta surge enseguida, parar de correr y cenar con tranquilidad por la zona antes de volver a Kyoto y olvidarnos del resto. Una lástima, ni siquiera hemos llegado al Den-Den Town. En fin, mi bolsillo parece blindado este viaje, aún no he comprado nada de importancia, parece que sólo se comer…

1 comentario:

Julio dijo...

No comentes nada en este pulpito publico sobre que no has gastado nada porque te empezaran a llegar peticiones de compras por todos lados... y entre ellas de parte mia... jajaja