miércoles, 12 de agosto de 2009

09/08/2009 – ¡Terremoto!

Cada día es una nueva experiencia. Sea de vacaciones o en el trabajo, tengo la suerte de no aburrirme y seguir sorprendiéndome cada día con algo. Hablemos del domingo…

El domingo se presentaba como un día largo y repetitivo. Pero si bien ha resultado largo, no lo he sentido repetitivo en ningún sentido. Para hoy, he quedado en acompañar al grupo de Alessandra en su ruta por Harajuku-Yoyogi-Shibuya. Lo segundo que hizo Salva ayer cuando nos encontramos en el museo Ghibli fue preguntarme si le iba a ayudar, y respiró tranquilo al confirmarle para hoy mi presencia.

Yo planteé la posibilidad de dividir el grupo en dos, para que los más madrugadores pudieran ver el ayuntamiento, pero son un grupo tan cohesionado, y dado que Salva tampoco había ido, que decidimos ampliar la ruta original adelantando la hora de salida e incluyéndolo para todos. Así que mi día comienza en la estación de Shinjuku recibiendo al grupo (Gorka ha decidido quedarse un rato más durmiendo, e ir después por su cuenta a descubrir Tokyo).

De japon2009De japon2009

Por fin juntos, asaltamos la oficina de turismo (donde me he apuntado las fechas, lugares y horas de varios eventos) y subimos al observatorio (planta 45). Lo más sobrecogedor es la enormidad del conjunto de edificios que conforman el ayuntamiento. Y es que además de las dos torres principales, hay varios edificios más alrededor.

La siguiente parada es el parque de Harajuku, al que vamos andando (unos 20 minutos) y que atravesamos para ver el templo sintoísta Meiji Jingu que lo preside (muchas parejas de recién casados vienen aquí para hacerse el reportaje fotográfico, y una de ellas es presa de nuestras cámaras). Contiguo está el parque Yoyogi, municipal. Al que pasamos después para ver como se desmelenan los tokiotas. Y es que es uno de los lugares habituales donde dar libertad a sus aficiones de las que no pueden disfrutar en casa (por ejemplo, tocar en grupo los tambores, practicar karate, jugar a badminton…). Son famosos el grupo de rockabilly, los grupos de música que quieren darse a conocer, las chicas vestidas de ropas góticas y lolitas a la entrada…

De japon2009De japon2009

Hablándolo con Salva, una cosa que nos preocupó desde el primer momento es que el número de gente que reúnen estos grupos ha sido mucho menor que en otras ocasiones. No había ningún grupo cantando, e incluso los puestecillos de comida que solía haber en el parque han desaparecido. Esperemos que sea algo puntual, pero llegando a las 13h, para los que conocemos el ambiente resultó algo desalentador. Por fortuna, al otro lado del vial, junto al edificio de NHK-TV habían organizado varias competiciones deportivas y de expresión artística, así que pudimos darnos un paseo; pero no fue igual de espontáneo. Ya cuando salíamos del parque un par de horas más tarde, pudimos ver un poquito más de movimiento, pero aún se me hizo escaso.


La tarde la dividimos en dos etapas. Primero atravesar Takeshitadori y Omotesando, que son una callejuela y una avenida comercial (respectivamente), donde poder comprar ropa de todos los estilos… y más cosas. Y segundo, una visita rápida a Shibuya, donde es famosa la estatua de Hachiko, y el cruce de calles que sale en todas las películas que se filman en esta ciudad. Diré que yo he comprado 4 camisetas en la primera parte, y que nos habría gustado a todos estar más tiempo en Shibuya (que es la zona de marcha joven de Tokyo) pero teníamos un programa apretado al haber organizado una cena-karaoke cerca del hotel del grupo. Así que una ducha rápida y a alargar el día más que en otras ocasiones.


Camino del karaoke, el grupo flipa con el pasar del metro bajo sus pies. Son las 20h y por la avenida donde estábamos NO pasa el metro… “Eso ha sido un terremoto” tuve que aclararles. Luego me he enterado de que ha sido muy fuerte, pero en una isla vecina, así que hemos tenido suerte. Nos quedaban por delante, la noche del domingo con tres horas de karaoke, la cena, e inevitablemente la cita del lunes con la academia. Akira (el responsable japonés del viaje) se nos une junto al marido de la guía. Todo un grupo de 24 personas, con una interminable barra libre por delante. En fin, no creo que haga falta que cuente demasiado. Yo canté varias canciones (aunque no pedí ninguna) y terminé siendo (como siempre) el coche escoba. Resultado final, varios borrachos, y uno muy borracho. Y yo a la 1 de la madrugada por fin de vuelta en mi hotel. Eso si, me lo he pasado muy bien con esta gente.

6 comentarios:

Cristina dijo...

Vaya tajá guena que tenía el que estaba sentado enfrente tuya ja ja ja ....... dale muchos recuerdos a Akira de parte de Jacobo y mia, el tio no se pierde una ......

Cristina dijo...

q eran las botellas azules ......seguro q agua ;P

Jordi dijo...

Bueno, como minimo tenemos noticias de que estas entero, es que despues de oir las noticias...

Pero bueno, lo importante es que estes enterito

Afaldar dijo...

@Cristina - A Akira le volveré a ver el día 18 (en que muchos del chibitour terminarán su viaje), así que ya le diré... En cuanto a las botellas azules, eran SAKE. Y si, Salva, se pilló una muy importante toña.

@Jordi - Si bueno, aún no he llegado a comentar el terremoto gordo. Este que digo que nos pilló fue el primero, pero el más desastre... bueno, ya llegará. En fin, que estoy estupendamente.

Cristina dijo...

¿Pero te cogió uno gordo? que miedito, me alegro mucho de que estés bien.

Por cierto Salva que va con el grupo como venias tu con nosotros el año pasado?

.....Que miedo un terremoto grande .....

Afaldar dijo...

@Cristina - El terremoto del domingo ha sido de 6'9, pero a cierta distancia. Estabamos en la calle y simplemente parecía como si pasase un metro extralargo bajo nuestros pies. No fue para tanto (en Tokyo, insisto). Ya hablaré del siguiente cuando toque en el blog :P

En cuanto a Salva, como este año es un grupo pequeño y ha coincidido que él repetía con unos amigos, si; se puede decir que está acompañando al grupo. Pero yo estoy reforzandole un poco sobre todo los días que no está Megumi con ellos.