jueves, 6 de agosto de 2009

06/08/2009 – Ampliando el grupo: Fuegos artificiales

Hoy tocaba conocer gente nueva durante todo el día, pero no me pidáis que os diga los nombres, porque siempre ha sido mi punto flaco frente a otros, como no perderme en Tokyo, o recordar la clave de algún servidor.

Para empezar la mañana, Gorka se ha quedado en la habitación saltándose el desayuno, y yo he terminado invitando a mi mesa a dos españoles que no encontraban un sitio libre en el mini comedor del hotel. Han sido los primeros de un no parar de gente. Una pareja muy simpática de Barcelona que me recomienda madrugar una mañana para comer pescado crudo (sashimi) en el mercado de Tsukiji. La verdad, nunca he ido, pese a tener el hotel de año pasado a un puente de distancia, por los horarios que se gastan allí. ¡¡Para madrugar ya tengo mi trabajo el resto del año!!

En clase, Pieru-san ha tenido hoy compañía de otro frances, pero en este caso “real” (Pieru es como transcriben los japoneses el nombre “Pierre”). El “nuevo” parece majo, incluso le ha tocado invitarme al sumo delante del resto (hemos sido el ejemplo de conversación, negociando cuando ir a algún sitio, la hora y lugar para quedar e ir, etc).

Para comer, Aidin (el profesor de turco) y Dean (el servio) se nos han unido. Así que hemos sido cuatro. Pero la comida de hoy tiene una historieta encerrada. El martes fuimos a un sitio de Okonomiyaki (algo así como una tortilla sobre una plancha caliente, de verdura y otros condimentos a elegir más típico del oeste del país). Ayer quisimos repetir (por evitar el arroz, por que hay bastantes variedades) pero al llegar a la puerta del ascensor (aquí es muy frecuente que las tiendas y restaurantes estén dispuestos en vertical, por esos los luminosos ascendiendo por las fachadas) nos encontramos a la camarera del martes que nos invitó a otro restaurante. Al parecer, trabajaba en él los miércoles y al reconocernos terminó por liarnos. Tanto es así, que al pedir una coca-cola con helado de vainilla (si, que pasa, lo ofrecían y puestos a probar, me lancé) no me dejó (hágase notar que la buena señora podría ser nuestra madre).

En fin, que hoy cuando íbamos al sitio se lo hemos explicado al resto, y no teníamos claro donde la iba a tocar a la buena mujer. Pero en cuanto hemos entrado en el sitio del martes… allí estaba. Menudo bote que ha puesto al ver que no sólo éramos nosotros, sino que veníamos acompañados.

La media tarde la hemos pasado estudiando. Gorka creo que se ha puesto por fin con el proyecto fin de carrera que tiene que entregar la última semana de agosto. Yo por mi parte, sigo con las fichas de 450 palabras que me compré el otro día, a ver si poco a poco estabilizo y amplio mi vocabulario.

De japon2009

Después hemos vuelto a la academia. Ha resultado que por la mañana hemos descubierto que cerca iba a haber una especie de festival de cohetes y fuegos artificiales. 12000 cohetes ponían en el panfleto, 60 minutos previstos de fuegos. Así que hemos quedado con algunos de mi clase, y otros de la clase de Gorka. Finalmente hemos sido cinco los que nos hemos encontrado realmente, y los otros tres eran de la clase de quinto (estos si que intentan hablar en japonés) así que me ha tocado oír mucho y decir poco. Pero ahí estoy, aguantando el tirón.

Os dejo un video del restaurante en el que hemos cenado después de ver los fuegos. Es un Kaiten-Sushi, el sitio donde iba a comer Pieru-san el segundo día. Un lugar muy característico por tener platos de colores varios (que indican el precio) y comida en una cinta transportadora que da vuelta para que te sirvas al gusto conforme vas comiendo.

6 comentarios:

david dijo...

Me mola eso de la cinta transportadora de platos, lo veo divertido.

Afaldar dijo...

Al KaitenSushi lo llaman la "comida rápida japonesa", porque no hay que esperar. Te sientas, vas cogiendo lo que quieras comer sin moverte, y cuando terminas, le das tus platos al cajero... en función del tipo de plato te cobra. Es divertido ver como la comida te pasa por delante.

Cristina dijo...

Jo Kepa me muero de envidiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, vamos con decirte que me están entrando ganas de unirme a Jacobo en el estudio del japones, se quiere presentar al Noken este año, está estudiando tela, yo no se como tiene ganas después de trabajar ..... Una pregunta, ¿lo del Noken merece la pena? yo le he dicho que así por lo menos se obliga a estudiar mas al tener una fecha, siempre es bueno un poco de presión ¿no?

Afaldar dijo...

Pues tenemos que hablar eso del Noken. Yo iré a Barcelona, y haremos rutilla gastronomica, centrada en la comida japonesa claro... ¡veniros!

Como cualquier certificado sólo vale para presentarlo en algún sitio, la prueba de verdad, de que se sabe japonés, es venir aquí y hablarlo. En fin, que a mi tampoco me hace falta para nada el Noken, pero es una escapada de fin de semana para ver gente, y como prueba de nivel tampoco está mal. Como dices, es una forma de ponerle una fecha al esfuerzo.

Cristina dijo...

Nosotros habíamos pensado en ir a Madrid por el tema de la cercanía pero si tu vas a Barcelona y vais a estar un finde de ruta japonesa nos apuntamos, a ver si me mandas un correito cuando tengas un rato y me cuentas detalles ¿vale?

Cristina dijo...

Mas que nada por pillar vuelo y hotel con tiempo porque el finde es el del puente de diciembre no? ¿ya teneis pillado vosotros algo?
Pues espero tu correo ......