miércoles, 1 de septiembre de 2010

16/08/2010 – Perdidos por la ciudad

Técnicamente hoy es el último día del grupo, y nos correspondería otra excursión de medio día para ver Kawagoe. Pero precisamente por ser el último día, la gente prefiere dedicarlo a algo más capitalista como no pueda ser otra cosa que el ultimar las compras y regalos hasta fundirse la pasta que les queda cambiada en yenes. Mañana tienen el desayuno asegurado y el autobús hasta el aeropuerto, así que con llegar a la cena…

Previsor que es uno, ayer les pagué la comida (íbamos los mismos a ambas excursiones) a cargo del tren que no tomaremos hoy. Mi compañía sin embargo se la brindo igualmente y comenzamos el recorrido macroeconómico por Asakusa.

Como la vimos antes de ir a Kyoto y allí probablemente podrían comprar muchas de las cosas que aquí había pero con más variedad (tanto en artículos como en precios), les recomendé no comprar, y tomar nota metal de lo que les había gustado, así como el precio que pedían aquí para la vuelta. Este es el momento. Pese a las compras de Kyoto aún han quedado más compras pendientes… Al menos esta vez vamos a tiro fijo y pese al inevitable repaso de las tiendas, las compras van agiles y en poco más de una hora nos dirigimos hacia la segunda parada del trayecto.

Mi idea inicial era ir desde aquí hasta Omotesando (por Takeshitadori ya pasamos, pero no por aquí, ya que la gente estaba cansada y nos retiramos a media excursión), pero Natalia ya estuvo ayer, por lo que optamos por asaltar la juguetería de Ueno como paso previo a dejar la primera ronda de compras en el hotel. Así de paso cumplo las horas de compañía establecidas con todos.

No sé si contar como “compra” una pegatina para decorar la parte trasera del móvil japonés, y de paso evitar que se caiga de alguna repisa si lo dejase apoyado. Este año estoy poco gastón en esta tienda, si bien no negaré que cosas interesantes haberlas haylas. Quizás para después de tener piso propio y por tanto sitio donde ponerlas. Pienso volver.

El resto del grupo no se anda con tantos miramientos. Dudas sí, pero pocas. Quizás las preguntas que más se repiten es “¿donde lo pondría?”, más que “¿realmente quiero comprarlo?”.

Dado que nos vamos a separar, en vez de subir, bajar, y volver a subir la cuesta hasta el Edoya quienes se quedarán, decidimos comer todos juntos antes. Será nuestra última comida del tour, y ya sólo quedan 6 conmigo. Algunos ya han vuelto a España y otros van por su cuenta. Ya hay quien compara este detrimento con la casa del Gran Hermano.

Ahora sí, descargados, y tras un breve descanso en el hotel vamos a Omotesando. Nuestros objetivos: una tienda de ropa deportiva, el Kitty Land y el Bazar Oriental. Básicamente un paseo entre dos estaciones de la misma línea y vuelta. Pero el paseo sigue siendo eminentemente capitalista. No sé quien dice que hay crisis en España, porque entre lo que gastan estos, y el montón de compatriotas que nos hemos ido encontrando a lo largo de estos días, debe ser un bulo de la ostia.

Ya de vuelta, pese a las compras el hotel debe esperar… si bien no compraremos nada inicialmente, nos metemos de lleno en Akihabara para jugar unas partiditas en la Taito Station. Como decía, nada de compras al menos inicialmente, pero claro, llegar desde la estación de metro hasta la citada megasala de recreativos no está exento de peligros para las carteras, y como siempre… algo cae. Pero lo importante son las partiditas que jugamos. Algunos árcades de nuestra tierna juventud siguen aquí, otras máquinas son mucho más modernas y en alta definición. En resumen, no sé cuando entramos, pero sí que salimos tarde.

Para cenar el grupo vuelve a dividirse, y en mi caso repito por enésima vez el restaurante de sushi. Menudo descubrimiento eso de que esté a tiro de piedra del hotel…

2 comentarios:

Francisco dijo...

Fue un buen día para las últimas compras, pillando los souvenirs que quedaban pendientes. El colofón fué la última ronda por Akihabara. Pasamos las últimas horas con unas buenas partidas del street fighter en la Taito.

Afaldar dijo...

Es así como hay que terminar un viaje a Japón, no tengas duda de ello xD